BLOG DE ANA M. BRIONGOS


13.2.07

Vikas trabajaba en Cybercity, Nueva Delhi.


Vikas ha escrito diciendo que ha cambiado de trabajo, se ha pasado al turismo.
Vikas estuvo en Barcelona el año pasado y nos contó cómo era su vida de trabajador en un call center de la India.
Vikas tenía veinticuatro años cuando nos visitó, es economista (MBA) y además hizo un curso avanzado de computadoras. Su primer trabajo consistía en supervisar una red de cybercafés de Nueva Delhi. Después consiguió trabajo en un importante call center. Como a pesar de su buen conocimiento de inglés y de los cursillos que le impartió la empresa, no conseguía un acento británico o americano, lo destinaron a la sección de consultas por correo electrónico.
Su salario era de 14 mil rupias al mes (243€). Pagaba un apartamento en Delhi que le costaba 4 mil Rps. al mes (74€). Se pudo comprar una moto porque le gusta el motociclismo y no es dificil de aparcar en una gran ciudad, decía. Pero no iba a trabajar en moto sino que le recogían en un minibus, a él y a otros compañeros que vivían en la misma zona que él, y los llevaban a Cybercity que es donde está la empresa de telefonía y telemarketing de IBM, donde trabajaba.
Su horario de trabajo era de 8:30 de la mañana a 6:30 de la tarde, aproximadamente, unas 9 horas y 15 minutos cada día. Más 3 horas más, cobrando horas extra, si se lo pedía la empresa. A esto había que añadir las dos horas de ir a Cibercity y las dos de volver con la furgoneta de la empresa (seis personas) a Delhi.
Los padres de Vikas viven en una ciudad lejos de la capital. Él los visitaba poco porque casi nunca tenía más de un día seguido libre. Para ir a Barcelona tuvo que buscar una excusa de peso porque nunca daban más de una semana de vacaciones. Vikas pensaba que a la larga tendría que buscarse otro trabajo pues se estaba quedando estancado. Pero es un trabajo que asegura un salario muy bueno, decía, y es arriesgado dejarlo. En este momento hay miles de jóvenes trabajando en telemarketing en la India.
Vikas sin embargo, ha conseguido cambiar, se ha ido al sector turismo. Está convencido de que con el progreso económico que está experimentando su país, los indios cada vez viajarán más, y el turismo aumentará de una forma espectacular. Este nuevo trabajo le permite también a él viajar. Ahora acompaña a los editores indios a las ferias del libro de Frankfurt, Londres, y otras. Está encantado.

No hay comentarios: