BLOG DE ANA M. BRIONGOS


18.2.14

Viajar a Irán en primavera



Este año estoy recibiendo muchos mensajes de viajeros que piensan ir a Irán en Semana Santa. Por lo que voy viendo, hace ya un año o algo más, que se ha animado el turismo hacia ese país tan poco conocido o mejor dicho, tan mal conocido.

Me alegro mucho de que la gente se anime a visitar Irán. La antigua Persia, con sus extraordinarios vestigios de los inperios Aqueménida y Sasánida, aparece en muchos lugares, con Persépolis como enclave emblemático. Pasando a la época musulmana, las cúpulas floreadas de las mezquitas con sus exquisitos azulejos, tienen su punto culminante en la hermosa ciudad de Isfahan. Los bazares, los parques, los picnics al lado del río, las gentes acogedoras, educadas, amables, hacen que el viajero regrese entusiasmado de Irán. 
Nuestra Semana Santa acostumbra a coincidir con su Nowruz, o fiestas del año nuevo persa. Es tiempo de vacaciones y las familias iraníes aprovechan para salir de viaje y visitar a los parientes del pueblo o simplemente hacer turismo. Las carreteras están llenas y los monumentos también. Pero es interesante ver cómo viven esas fechas los iraníes. En este mismo blog escribí mis experiencias de viaje el año pasado por Nowruz. 


No es lo mismo visitar Persépolis en la soledad de un día cualquiera que rodeado de cientos de personas, como ocurre en Nowruz. Pero cada cosa tiene su atractivo y en el caso de esta época del año, los visitantes con los que compartimos espacios son todos iraníes, familias enteras que se han desplazado hasta el antiguo palacio aqueménida para conocer los orígenes de su cultura. Y eso nos dará la oportunidad de conversar, algo fundamental para el viajero que quiere saber más que lo que las piedras le explican.

Hay una nueva edición de la guía de Irán publicada en castellano por Laertes. La ha preparado Toni Vives que es un buen conocedor del país. También es muy interesante el libro Irán por dentro, de Alfredo Kavanak, extenso y muy completo. Mis libros Negro sobre negro y La cueva de Ali Babá, y El meu Iran en catalán, dan una idea de lo que es el país a través de mis muchos años de relación con Irán, donde llegué por primera vez en el 68. El librito de gastronomía iraní que publicamos mi hijo cocinero y yo con costumbres gastronómicas y recetas, muestra otra faceta del país de los persas y se puede bajar de forma gratuita desde mi Web www.ana-briongos.net, o comprar en Altaïr en Barcelona o De Viaje en Madrid.
Y, para empezar a introducirse en la cultura iraní, aparte de leer los libros que recomiendo, también aconsejo acercarse al restaurante iraní "El rincón persa" de la calle Floridablanca de Barcelona, donde se come de maravilla una gran variedad de platos que no se encuentran facilmente en las rutas turísticas por Irán y que hace falta entrar en las cocinas familiares para poderlos degustar: baghali poló, fesenjan, ghormeh sabzí, kashk e bademjan... Y muchos otros deliciosos manjares persas.

¡Buen viaje!  ¿Feliz año nuevo persa! ¡Feliz Nowruz! Sal e now mobarak!

Nota: Leer la entrada sobre el Nowruz en este mismo Blog y también la entrada sobre el viaje a Irán por Nowruz.


2 comentarios:

ansiasdevagar dijo...

Gracias Ana por tus comentarios y complementos literarios. No nos conecemos pero tenemos cosas en común entre ellas la amistad de Albert Padrol. Te invito a conocer mi blog www.ansiasdevagar.com

hasta pronto, Alexis

Cormoran dijo...

hola! me puedes decir con que compañia de vuelos se puede ir a Teheran con un buen precio y algun hotel o hostal barato por alli ? gracias!